feed

domingo, 2 de noviembre de 2014

Diciembre


Esta sensación dulce de tristeza

esperando por diciembre

que no llega,

es sólo un cielo esperanzador,

de promesas a galope, celestes;

pero todavía inciertas.



Aunque, en el horizonte,

aún no divise tu silueta

¡yo espero que vengas!

aunque ello siempre sea, para mí,

un aguacero repentino;

dar la vuelta a una esquina

y encontrarme de lleno con la primavera.



El que otros labios

tengan, en tu aliento sagrado,

tu vida y tu calor soñados,

no hará que el alma,

trizada de dolor,

te apee del altar imaginario.




Mis noches azules son  tristes, 

pero dulces de recuerdos...

¡cobran vida mis sueños!

y tu belleza distinta

se llena de ternura

y buscando lo que te importuna,

volteas y me miras …! 



Rodaremos abajo, felices;

colmando de besos

dolorosos resentimientos,

silenciosos olvidos

y destierros perpetuos. 



Esta sensación dulce de tristeza

esperando por diciembre

que se acerca;

es este cielo esperanzador,

derramando sobre mí

su aguacero celeste,

resplandeciente y vívido 

de promesas…!


8 comentarios:

EsSa dijo...

Ya solo falta un mes...

Un saludo!

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Sigues encandilándome con tus versos.

Como poeta, eres grande y por eso leerte es un placer

Patty dijo...

Que triste Drac y para colmo Diciembre y Navidad tienen ese aire de tristeza que te llena el alma... deja que llegue, luego verás :* besosssss

Nefer Munguia dijo...

Bonito poema, algo melancólico pero me gustó

Saludos!

Mª Carmen dijo...

Precioso, triste y melancólico. Me encantó. Abrazos.

Tania Medina S. dijo...

Nada que llega, pero está la ilusión, la esperanza que a veces se disfruta tanto como la presencia.
Lindo poema. Besos***

Hanna Xesco dijo...

Letras llenas de ilusión y dulzura. Me gusta escribes muy lindo, beso

Francisca Quintana Vega dijo...

La esperanza es lo que nos impulsa a la lucha, a la espera.Muy hermoso..me ha gustado mucho. Espero que pase unas felices fiestas y que esa ilusión se haga realidad. Mi cordial saludo.