feed

domingo, 12 de marzo de 2017

Miserere



Es el absurdo;

no lo pienses,

cuando llega

solo cierra los ojos

abraza y besa…



Es el absurdo;

cuando no puedes contra un muro

de agua que sobre ti se desploma;

déjalo,

tendremos que perder cinco años más

y luego,

cinco más,

hasta que la muerte nos llegue.



Déjalo,

es el absurdo;

sólo

toma mi mano

y permite

que el sol

nos mire libres sonreír,

caminar a prisa

por la plaza miserere

cuando nos amamos.



Sabes?

he descubierto algo!

que somos la manutención

esclava del mundo;

pero que si nadie nos lo dice

seguirán matándonos

un puñado de oligarcas,

dueños del medio ambiente,

de presidentes y la banca.



Son nuestros niños que el mañana

tendrán esa tarea colosal:

desatar el terrible nudo de la ignorancia.



¡Ya está verde!

¡cruza conmigo!

¡no tengas miedo!

el tiempo se va volando

y es mejor, antes de irnos,

dejar sembrado el amor

para cuando volvamos a vernos.



¡Apura!

que los hombres del mañana

nos están esperando…!