feed

lunes, 8 de diciembre de 2014

La sombra el amor



Como la mirada de Dios

te siento como sombra sobre mí

a lo largo del camino.

No sé cómo sucedió,

sólo sé que es lo más bonito

que me pudo pasar.



No sé si este sueño

llegará a hacerse realidad;

pero hacia él camino,

con una sonrisa plena

en la reciedumbre de mi faz.



Las horas del trabajo continuo

se tornan dulcemente tristes

al través de la distancia

que aún me falta por andar.



Miro en tus fotos

y en los mensajes que mandas,

el cariño que nunca pude encontrar;

y quisiera huir ante tanta dicha,

¡correr de felicidad!

en las postrimerías del destino

lo que prometió la vida

me lo encuentro, así,

de casualidad …! 



Sin fuerzas en mi desierto

sonrío al último sorbo de agua

que ofréceme la ilusión.

No sé si será real,

pero ¡qué hermoso

es morir convencido

que pudo ser realidad...!