feed

jueves, 24 de diciembre de 2015

Inmortalidad



Porque dentro de todas nuestras probabilidades

está morir,

es que soñamos;

tratamos luchando de sonreír

sorteando cada sufrimiento,

emérito heraldo de la muerte.



Porque al final

la única posibilidad que tenemos cierta,

es morir;

es que vamos por la vida

con esta dulce agonía de amar,

de querer ser feliz.



y ¡Oh, destino cruel del ser humano!

que enfrentamos nuestro pobre amor

a la muerte perpetua

donde ya nada será posible,

ni una mirada tuya

ni un beso de tu boca;



¿Acaso esta distancia no es morir?

¿acaso verte fantasmal en la pantalla de skype

no es asomarme a la vida desde ultratumba?



Escuchar el remedo de tu voz

en un hilo metálico de auricular,

la tenue luz de tu mirada

como esa estrella nocturna que sonríe,

pero que hace mil años

desapareciera de nuestra galaxia.



¿Acaso no es aferrarme a la vida

contemplando tu imagen difusa en la pantalla

cuando muertos sin nosotros

ya estamos los dos?



Me aferro a la fe, a la esperanza,

sin tener el benéfico calor de tus manos,

tu mirada suave bañándome de ternura.



¡Ay, destino cruel éste,

que al final de la vida

tenga que descubrirla por amor

gracias a ti…!



¡Oh, desesperación insana,

rictus de dolor que lleva en andas mis palabras!

pluvial mis ojos

enredado en un caos

fuertemente el corazón.



Porque nuestro destino es morir

es que robamos a la vida

esta chispa de alegría;

tu mirada puesta en la mía,

mi boca en la tuya

saboreando con delicia

tus dolientes soledades,

hasta que quieras fundirte a mí ¡toda-toda!



Porque nuestro único destino es la muerte

es que tomamos conciencia de este instante de vida.

Un segundo de descuido de la oscuridad

para que premunidos de sus fúnebres designios

encontremos el amor,

tan infinito como

el efímero instante que termina, para nuestro mal, ahora.



Y no quiero,

no quiero este dolor que destroza mi alma toda;

esta manera necia de luchar

por lo que ha de acabarse siempre,

por un instante de cariño cerca de ti

aunque después padezcamos eternamente…!



¡Ay, el laúd de mi corazón

que no cesa de plañir sus tristes notas…!

que nada se puede en contra de la muerte

que llevarnos el último recuerdo de tu mirar,

de un beso de tu boca…



¿Y qué será esto que sucede ahora?

causalidad?, coincidencia?,

¿un milagro?

escribo perseguido por una angustia fatal

y me llegan una tanda de mensajes tuyos

por whatsapp,

que aún sin saber todo lo que me agobia

dices que me quieres,

que me extrañas

y apretando tu amor contra mi pecho

vuelvo a creer en la inmortalidad…!

6 comentarios:

Norma Mierez dijo...

Que pequeño y cuán grande es la agonía en un frágil corazon.
Si a una eternidad buscareis, mi encumbrado caballero,
No desdeñes tu agonía en tan quejumbrosa pena, de inmortales
tejuelines ,
Que enmarcan tu esbelto corcel, porque llevas en tu alma la gloria de su merced...
(Te amo).<3

Norma Mierez dijo...

Que pequeño y cuán grande es la agonía en un frágil corazon.
Si a una eternidad buscareis, mi encumbrado caballero,
No desdeñes tu agonía en tan quejumbrosa pena, de inmortales
tejuelines ,
Que enmarcan tu esbelto corcel, porque llevas en tu alma la gloria de su merced...
(Te amo).<3

Lunna dijo...

Un poema lleno de sentimientos.

Te deseo Felices Días.

Felices Días.


Llegan días muy especiales, las cosas no volverán a ser las mismas:

¿o tal vez sí?

Estas fechas nos cambian, rejuvenece la memoria y con la barra de carmín rojo pasión nos dibujamos una sonrisa que demasiadas veces esconde el invierno del alma. Nos vestimos con el satén que desborda la noche intentando ocultar que somos un lienzo donde las heridas no siempre restañan la sincera entrega de la confianza, la insinuante mirada del alba, todo aquello que da vida a los sentimientos.

Se marchan días y llegan otros prometiéndonos sueños y como siempre pondremos de nuestra parte el coraje, el compromiso, la seducción para que esa sonrisa bordada en rojo no tenga fecha de caducidad, pero no dependerá solo de nosotros encontrar la respuesta a una caricia, no dependerá solo de nosotros escribir un te quiero sobre la piel desnuda de la luna.

Os deseo, de corazón, que vuestras sonrisas, que vuestros sentimientos, en los días que llegan no conozcan el invierno del alma.

Besos.

Lunna.

MAR dijo...

Es lindo el amor...pero el amor a variadas cosas...porque cuando uno todas las ilusiones en algo se depende de otros para que nos hagan feliz.
Un abrazo grande, feliz navidad y feliz 2016 con todo mi cariño.
mar

Katy Sánchez dijo...

Felicidad y salud en este Nuevo Año. Que podamos seguir leyendo tus excelentes escritos. Que los Reyes sean generosos contigo y que el 2016 sea un gran año para ti. Un cálido abrazo

Mª Carmen dijo...

precioso poema, lleno de sentimientos, Besitosss.