feed

viernes, 2 de mayo de 2014

Abrazarte hasta morir


Desde que te fuiste

tomo pastillas para no verte en mis sueños.

Fumo y tomo café,

y pienso que tu luz verde en el “face”,

señala, tontamente,

que tal vez, así no me hables,

pienses en mí.



Hombre como soy

fui acostumbrado al dolor;

pero nunca supuse que la congoja de tu ausencia

desollaría mi pecho en carne viva,

descolgando dolorosamente y sin piedad

mi zote corazón.



Recuerdo cuando te preguntaba

si te podía besar;

y tú, con una sonrisa, decías

“que podían entrar”.

Yo adorándote, como te amaba,

maniataba con camisas de fuerza

la locura tímida de mi pasión...



Pero, esta noche,

manejo a gran velocidad,

y siento que, por milésimas de segundos,

escapo a este dolor;

aunque sé, que al final del camino,

nunca más te he de encontrar.



Tiembla el auto

mientras cruzo la ciudad de palmo a palmo;

y la verdad...

¡no quisiera regresar...!



No quisiera parar nunca,

sólo pisar el acelerador

hasta que se acabe la autopista

y un profundo abismo

se trague conmigo,

este universo de tristeza,

que no me deja ni un instante de paz.



A velocidad,

parece que el dolor se adelgaza

y, en un punto,

se puede llegar a romper

para mi serenidad.



A veces zumba el viento

y hace que mi vista se nuble,

con un dolor punzante dentro

que casi no puedo soportar!!



a veces zumba demasiado el viento;

y una sensación de lluvia en mis ojos

me impide respirar…!!



Aún falta mucho para casa

y la carretera es larga y oscura;

pero no más profunda y negra que esta soledad.



Yo acelero,

acelero con fuerza;

así alivio esta congoja

que a cada segundo,

me está a punto de alcanzar…!



¡Oh, quisiera que acabe la carretera!

y para mi paz,

me trague un abismo negro

tan negro como este que tengo en el pecho

que no me deja pensar, ver ni respirar;



quisiera que acelerando

mi auto vuele más allá del camino

y no halle más que tu recuerdo sonriente

disfrazado de muerte buena,

que me devuelva la ilusión de verte

y, envuelto de tragedia,

te pueda por fin abrazar…!


11 comentarios:

Michelle dijo...

por favor que tristeza tan profunda provoca !!

saludos

Patty dijo...

Oh por Dios, cuanta penita Drac, es en estos momentos que no se pueden dar consejos, simplemente callar y saber acompañarte con el más profundo dolor que emites en tu poema... besos.

Alicia María Abatilli dijo...

Ojalá que ese dolor se resuma en paz. No sé cuándo, pero algún día te llegará. El olvido, no.
Abrazos.

Alma Inquieta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alma Inquieta dijo...

Hola Drac.

Hace mucho que no te visito y hoy que lo hago uno mis lágrimas a las tuyas, porque no pude evitarlo al leerte...
Qué el recuerdo de los buenos momentos vividos te dé la paz que necesitas.
Desde Oporto te mando un beso y todo mi cariño.

Tribu amada dijo...

Como todo lo tuyo es muy bueno. Me has conmovido.
Te lo publico con EL DRAC, en el Foro.
Besos
Amalia

MAR dijo...

Me gusta, romántico y nostálgico como yo.
Un abrazo grande
mar

Marinela dijo...

No siempre el escritor y poeta, escribe sobre su realidad, la imaginación y sensibilidad le hace crear, ese es su don.
El tuyo es grande.

Saludos

Diane Ross dijo...

Te he buscado porque te encontré rebuscando en mi polvoriento blog (y no es solo una metáfora) y no te puedes creer (después de leer esto) de lo que me alegro haberlo hecho.
Gracias

Tribu amada dijo...

Amigo EL DRAC:
Me conmueves con tu delizadeza y profunda tristeza. Tan surealista que me da vértigos. Así me gustan tus poemas. Que me sacudan!!!
Besos
Amalia

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

recuerdos que expresas con nostalgia. Pero así es la vida....