feed

domingo, 12 de enero de 2014

Solo


En un nicho,

reconocí en mis carnes desnudas

el abrazo frío de la noche.

Las soledades repitiéronse

como adioses de mujer

de olvidados nombres.



Entre múltiples heridas

no reconocí quién soy;

salvo por la tristeza

en la mirada que se pierde

tras un no.



Porque siempre fui el perdedor

que imaginó ganar un certamen

donde gana, casi siempre,

quien más desprecia el amor.



En el negro pozo

de irreductible fondo,

miro como avanza la noche

con su azur mortuorio.

A veces, cambia a dolor,

al filo de una vida que se extingue triste.



Porque siempre fui el perdedor

de resumidas letras,

de vacías noches

y de ciudades extensas.



En vano atesoro tu mirar dentro mío;

y tu sonrisa mágica prendida de una estrella

en el cielo de ónix, infinito.



En vano exhala el poema, el alma,

cuando no hay corazón dispuesto

para el que se consagra.



(¡Oh, soledades humanas

detengan ya su avalancha…!)



No son más que cirios mortuorios

los que artifician la ciudad apostados

en hepáticas camándulas.



Y las gentes que marchan inconscientes

con sus pláticas o risas,

menos saben que marchan,

indefectiblemente

a una tumba empolvada

por todo destino.



Una prostituta da pasos

sobre su mismo sitio.

Mordida por el frío,

alquila su orfandad

a quien esté más solo que ella.

Se concentra, entonces, la congoja

agazapada como un bulto

entre las mudas quejas de las sombras.



Una pareja enamorada pasa

en medio de la gran soledad… ¡¡IGNORANDOLA!!

¿No es bello el amor…?

que, de un cúmulo de huesos,

crea sonrisas y sueños

e irradia para el otro,

besos y abrazos fortuitos

de tierno calor…



Altos edificios

se yerguen en pos del cielo infinito;

entonces… oscurecen,

enredándose en festones

de aterradoras sombras.



Alguien sentado a la berma

llora;

ocultando la cara

entre sus brazos y rodillas

Qué extraño, querida socia…

a veces quisiera llamarte

sólo para escuchar tu voz…!



La gente en los paraderos

busca ansiosa

el bus que la lleve a casa;

y al viajar, uno junto al otro,

van, inconmensurablemente…

pavorosamente…

¡ATERRADORAMENTE…!

solos…





15 comentarios:

Meulen dijo...

Pienso que si desde muy temprano
nos diéramos cuenta de esa soledad ...
no caminaríamos con la soberbia por delante y el orgullo después...
el silencio atrofia el alma
mas cuando se dicen palabras a media voz y sentires nunca pronunciados...
como saber si aquello es la vida en suma?
venimos solos y gritando...
algunos así se van ...nos iremos
solos y gritando
y en medio solo quedará un recuerdo
para aquellos o aquel que alguna vez logramos sembrar una semilla...
la vida es dura ...
pero hay que vivirla a pesar de todos sus pesares
a eso venimos a VIVIR!

Barbara Espinosa dijo...

Siempre he pensado que buscamos compañía por el simple miedo de reconocer que estamos solos. Lo peor es que cuando encuentras a ese alguien es cuando realmente te das cuenta de que estás solo.

Un abrazo!

galmar dijo...

Un abrazo, largo, suave y gris, que al rato, se vuelve del color del sol y dulzón :)
bgo

Francisca Quintana Vega dijo...

Cuanta profundidad...hace meditar. La soledad siempre nos acompaña, estemos solos o acompañados, eso pienso...en cierto modo, sabemos que cuando algo nos hace sufrir, aunque nos consuelen, el dolor es nuestro. Y cuando nos llegue el final, iremos solos...siempre solos. Es la dura realidad. Mi cordial saludo. Y feliz año.

gla. dijo...

Siempre pensé que...solos venimos...solos vivimos y solos nos iremos
A veces el amor parece compañía...sin dudas...algunas veces es...pero muchas veces somos tan egoístas que aún en el amor...estamos solos
Me gustó
Un abrazo

Katy Sánchez dijo...

Magnífico Drac, veraz, pero dramáticamente triste y negativo. Ya lo cero que vamos solos, aunque nos acompañe un ejército de amigos.
Bss

Patty dijo...

Porque te has puesto tan intenso tan temprano?????
Es Lunes, hay sol, sonríe por favor ;). Si te doy un abrazo quizás lo compense verdad? muakkkkkk :*

EMBRUJO dijo...

hola drac uf cuanto dices en este verso acustico a los oidos y a la mente, a veces hay momentos en que vemos aquellas cosas que antes ni supimos notarlas y en el tiempo el de la inmensidad volcada en palabras dejas al sentio viajar por esos recodos que nadie puee penetrar besitossssssss

hana dijo...

Si, soledad, ese concepto que deberían enseñar desde la escuela.

saludos


¿te importaría que sugiriera en una clase de literatura la lectura de tu blog?

Neogéminis dijo...

Terrible soledad la que exhala tu poema. Espero, de verdad, que, de ser autobiográfica, logres superarla.
Te deseo un buen año, que a estas alturas y como viene pintando, de esos buenos deseos, todos necesitamos!

Amig@mi@ dijo...

¡¡Cómo duele la soledad del que busca compañía...!! POr otro lado, amigo, a veces la soledad se hace compañera nuestra porque la buscamos. Espero que estés bien. Tu poema desprende un toque de amargura..

Alondra dijo...

Ese es el problema de pensar:nunca nos sentimos satisfechos, y para colmo, cada vez compartimos menos nuestros pensamientos y los demás no son adivinos... seguimos quejándonos de la soledad pero abriendo el corazón sólo lo indispensable.
Saludos afectuosos

Rizitos de Chocolate dijo...

Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis blogs de vampiros y por mi parte te pediría que afilies a mi web de peliculas de vampiros y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

me respondes por correo a emitacat@gmail.com

besoss!!
Emilia

la MaLquEridA dijo...

Todos siempre estamos solos.

Lunna dijo...

El dolor y el miedo a la soledad nos envuelve y apaga el alma.

Magníficos versos.

Besos.

Lunna.